Masquilla facial

Korean Beauty Korean Beauty - 👸 💋 Descubre todo sobre el ritual de belleza coreana y los mejores productos de cosmetica coreana del mercado

 

De piel porcelana y en un solo tono. Las mujeres del continente asiático, especialmente las coreanas, conservan secretos en su belleza que tienen como sustento mascarillas revitalizadoras en su rutina de cuidado.

Estas mujeres de rostros ovalados naturales tratan la piel con recetas prácticas y naturales para una eterna juventud, por eso toma en cuenta estos consejos que puedes aplicar 2 veces a la semana.

¿Por qué una mascarilla?

Ante la gran cantidad de productos disponibles actualmente en el mercado, pareciera que las mascarillas están quedando en el olvido por muchas personas, no obstante ofrecen a la piel de tu rostro beneficios como ninguna crema, ungüento, gel o serum puede hacerlo.

Una mascarilla tiene la propiedad de lograr limpiar tu piel a profundidad para liberarla de exceso de impurezas, purificarla, controlar la grasa, hidratarla y además prevenir la aparición de granos y signos de la edad.

Los ingredientes y fórmulas de las mascarillas con sus minerales y vitaminas tienen la posibilidad de penetrar en la profundidad de tu epidermis y cuidarte como ningún otro producto de belleza.

Tipos de mascarillas

Es posible encontrar una clasificación de las mascarillas y de acuerdo a tus necesidades utilizar la que mayor beneficio te brinde, por supuesto que puedes prepararlas tu misma en casa o comprar mascarillas elaboradas especialmente para tratar tu rostro.

- Purificantes: son ideales para la limpieza semanal de tu rostro, aportan luminosidad, desaparece las impurezas y reduce el nivel de grasa presente que puede obstruir tus poros.

- Hidratantes: poseen ingredientes naturales como extracto de manzanilla y caléndula, con germen de trigo y aceites que ayudan a hidratar las pieles que son muy secas.

- Efecto flash: para lograr la rápida revitalización de tu piel y aspecto juvenil, estas mascarillas crean una capa que permite se absorba el colágeno, acido hialurónico, extractos vegetales y vitaminas que contienen en su fórmula.

- Calmantes: en caso de tener irritaciones por exceso de sol o algún brote específico puedes usarla para relajar y calmar tu piel sensible.

Mejores mascarillas en casa

Presta atención a los siguientes consejos que te permitirán lograr un rostro sano, suave e impecable, siempre libre del acné. Lo mejor es que puedes preparar estas mascarillas con ingredientes que seguramente tienes en casa:

- Oro de miel

La miel por contener enzimas y efectos antibacteriano permite prevenir la aparición de esos desagradables granos y puntos negros, es excelente como cicatrizante, alivia la insolación y es antiinflamatorio para evitar los ojos cansados y ojeras notables.

Usarla antes de dormir hidrata la piel, incluso sirve como bálsamo para los labios resecos pues le regresa su volumen, textura y color. La miel pura además tonifica todo el contorno de tu rostro y equilibra la presencia de grasa.

Cómo ya has cumplido los primeros 4 pasos de cuidado de tu rostro, ahora solo deberás hacer lo siguiente:

  • Aplica un poco de miel en tu rostro, dándote suaves masajes con tus manos de manera ascendente.
  • Deja actuar por 15 minutos y retira con agua tibia.
  • Permite que tu rostro se seque con el aire natural.

Esta mascarilla la puedes usar 2 veces a la semana justo antes de dormir, solo recuerda recoger tu cabello para evitar se unte de miel.

- Crema de miel, leche y arroz

Esta receta hace de un ritual de belleza un sinónimo de salud, pues mezclar estos tres ingredientes, miel, leche y arroz permitirá detener el tiempo en tu cutis por sus efectos rejuvenecedores.

En pocas semanas lograrás notables resultados y lo mejor es que es muy fácil de preparar y solo necesitas:

  • 1 cucharadita de miel orgánica.
  • 2 cucharaditas de arroz.
  • 2 tazas de agua.
  • 1 cucharadita de leche líquida tibia.
  • 1 cápsula de vitamina E (opcional).

Para preparar la mascarilla sigue estos pasos:

  • Coloca el arroz junto al agua en un recipiente hasta hervir.
  • Deja reposar de 10 a 15 minutos.
  • Coloca la mezcla en la licuadora por unos segundos. Agrégale la cucharadita de leche y por último la de miel y enciende la licuadora nuevamente hasta obtener un producto cremoso.
  • Pásala a un envase de vidrio y úntala en tu rostro con movimientos suaves.
  • Déjala actuar por 15 minutos y retírala con agua fría.
  • La mezcla puedes conservarla en la nevera hasta por 15 días.

Usar una mascarilla como parte de tu rutina de cuidado facial cambiará rápidamente todos los resultados que hasta la fecha habías visto. ¡Mucho más bella, mucho más joven!

Masquilla facial

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente